La alternativa del Juego

Introducción

Tradicionalmente se recurre al juego en el grupo, como una forma de “pasar el rato”, de cambiar el ritmo, de crear una atmósfera distendida. Sin embargo, los juegos como experiencia de grupo, son un factor importante en su evolución.

Los mecanismos que utilizan se basan en unos valores, estimulan un tipo de relaciones o provocan situaciones concretas que pocas veces se valoran. En el presente programa se remarca el valor del juego como tal, pero a la vez se busca llamar la atención sobre su determinante papel en el grupo, por ello se diferencian varios tipos de situaciones o características fundamentales del grupo, en los que los juegos pueden obrar de una forma motivadora y facilitadora en la construcción de relaciones solidarias y la resolución noviolenta de conflictos.

Los juegos en los que:

  • Se excluye a personas durante el desarrollo del juego
  • Se dan características que marginan a personas escasamente capacitadas
  • Se da una dinámica cuyo desarrollo intenta buscar que alguien venza, sobre otro/a o un colectivo.

Cuestionar la competitividad supone poner en tela de juicio un factor muy importante de la sociedad. Descubrir nuevas formas de relación y acción que rompan esta barrera, puede ser también un instrumento de cambio en la educación y en la sociedad.

Las relaciones que se vivieron en situaciones de juego, pueden ser trasladadas a otras situaciones concretas de la vida cotidiana. En el presente taller resulta vital introducir nuevas reglas en los juegos en los que la competitividad deje de ser un factor importante, de forma que los sentimientos de contrincantes, superior/ inferior, etc.. se tornen en sentimientos del tipo del juego por el gozo en el propio juego, de la consecución de fines comunes, de la realización de una comunicación y cooperación efectiva, y en consecuencia de la resolución noviolenta de conflictos al interior de cada colectivo y/o asociación.

Por tanto, en el taller vivencial “La alternativa del juego”, el juego como instrumento para romper esas relaciones competitivas se basa en:

  • Que puede ayudar a hacer consciente una situación que el grupo vive inconscientemente, ya sea interna o del grupo en relación al exterior.
  • Que es un campo de experimentación de las propias posibilidades, de las capacidades personales de comunicación, acción, y que puede ayudar a una afirmación personal y colectiva.
  • Como experiencia vital, que proporciona elementos para resolver los conflictos de nuevas formas. El juego puede ser también, en sí mismo, una forma de superar el conflicto.

Propósitos

  • Aportar elementos teórico/vivenciales a las participantes que les lleven a reflexionar sobre la importancia y necesidad de incorporar y promover recursos personales basados en el respeto, la cooperación y la convivencia solidaria.
  • Descubrir las bases de poder y la influencia que tiene en la transformación de su entorno social.

Duración

El Taller “La alternativa del juego” tiene una duración de 25 hrs., distribuidas en el número de sesiones que convenga a la institución.

Dirigido a

Este Taller está dirigido a niños/as, adolescentes, jóvenes, adultos en busca de nuevas formas de construir y resignificar sus vínculos y con deseos de compartir.

Contenidos temáticos

Presentación

Se trata del primer contacto del grupo. Intenta en un ambiente agradable y que permita un primer acercamiento, conocer el nombre y algunos datos básicos de las personas que integran el grupo.

Conocimiento

El conocimiento entre las y los participantes es uno de los primeros pasos en la formación del grupo. El grupo puede crear, mediante el juego, espacios en los que las y los integrantes puedan conocerse más o menos en profundidad, a partir de situaciones distintas a los estereotipos de la realidad.

Autoestima y afirmación

Supone el desarrollo del auto concepto de cada persona y su afirmación como tal en el grupo. Para ello se deben reconocer las propias necesidades y poderlas expresar en un clima positivo. La afirmación del propio grupo también es importante.

Confianza

La construcción de la confianza supone la creación de un clima favorable, en el que conocimiento y afirmación dejan paso a un sentimiento de correspondencia.

El grado o los matices de esa confianza, suponen una configuración de interrelaciones entre cada participante y los otros/as, y el grupo como tal.

Toma de decisiones

En cada proceso hay varios factores que influyen la “toma de decisiones”, en los que destacan, la influencia de otras personas, la información o ausencia de ella, y la experiencia propia. A medida de que cada persona se apropia de su proceso de construcción, establece su proyecto de ser, lo defiende y asume las consecuencias de su libertad y de sus acciones como parte de su propia identidad, incrementa su nivel de autonomía y garantiza la “toma de decisiones” efectivas, libres, informadas y solidarias con su entorno social.

Comunicación

Guardamos la certeza de que los problemas de comunicación forman parte importante de muchos conflictos. El desarrollar la comunicación verbal, tanto en la expresión de necesidades o sentimientos como en la escucha activa, es parte de este proceso. Escuchar supone no solamente comprender, si no estar abierto a las necesidades de las y los demás y al compromiso. El desarrollo de formas de comunicación no-verbal, supone también una riqueza de innumerables experiencias para la potenciación de las relaciones interpersonales y el fortalecimiento del grupo.

Cooperación

Supone un paso más en el proceso de superar las relaciones competitivas. El grupo puede descubrir no solamente las ventajas y posibilidades del trabajo en común en cuanto a los resultados, si no como experiencia vital, desarrollando la capacidad de compartir.