Formación de Formadores

Introducción

El presente Curso-Taller de Formación ha sido integrado a partir de múltiples enfoques surgidos de la revaloración del grupo como factor importante en los procesos de enseñanza-aprendizaje. Principalmente podemos mencionar el modelo de Auto capacitación en acción (Alférez, Guadalupe; Vázquez, Gabriel y Carrión, Juan 1995).

Aunado a lo anterior y recopilando la experiencia de los facilitadores tutores surge la elaboración del presente taller “Formación de Formadoras-es”, el cual se constituye como un modelo de Representación Simbólica de la Realidad Grupal como elemento vital para formarse y ser formado.

Este modelo exige la participación activa de todas las personas que constituyen el grupo de aprendizaje. Es decir, cada participante toma el papel de facilitador buscando capacitar a los demás miembros del grupo en uno de los temas básicos que se presentan en todo el proceso grupal, teniendo como apoyo no sólo material teórico si no también didáctico y contando con el tiempo suficiente para el manejo real del grupo. Al final de sus intervenciones el mismo grupo ayudado por los Facilitadores Tutores hace la re-alimentación del trabajo realizado por el facilitador en turno.

Para esta actividad, se cuenta con la autoscopía que se puede considerar como un proceso de mirarse al espejo. El instrumento básico de la autoscopía es una cámara de video que graba al facilitador-a en turno para devolverle su imagen.

De esta manera la re-alimentación que se proporciona es real y dinámica y, por lo tanto, de gran valor y objetividad.

Con esta técnica se da la oportunidad a los facilitadores en turno de explorar sus propias conductas y sacar conclusiones. Posterior a esto se plantea el análisis y la autocrítica con relación a los siguientes aspectos tales como: tono de voz, comportamientos no verbales y su discurso como la expresión de su pensamiento, en una palabra, esta técnica le proporciona al facilitador en turno una percepción global sobre sí mismo; una magnífica posibilidad de aprender y crecer en un proceso de formación. (Loscertales, Felicidad y Núñez, Trinidad 1995).

El objetivo principal de esta metodología de Representación simbólica de la Realidad Grupal es reconocer los aspectos a mejorar y reforzar los aspectos positivos observados con el fin de que cada participante se habitué no solo al manejo teórico de los diferentes temas, si no en la capacitación y manejo real del proceso grupal.

Una de las condiciones más importantes para participar en esta experiencia de aprendizaje de formarse y ser formador es que las personas tengan el compromiso y la disposición para trabajar con sus emociones, actitudes y conductas; así como la apertura para recibir y dar re-alimentación en un ambiente de aceptación.(Rogers, C. 1970).

Fases del modelo

Comprensión de los Principios

Esta fase se compone de dos momentos, el primero cuando los Facilitadores Tutores transmiten, en las sesiones iniciales, algunos de los elementos primordiales útiles para el posterior ejercicio de la facilitación de los equipos.

En el segundo momento los facilitadores en turno se familiarizan con el tema a exponer comprendiendo y manejando los conceptos fundamentales de la sesión a su cargo.

Programación

En esta fase el equipo a cargo del módulo diseña y programa la sesión que les corresponde, tomando en cuenta el tiempo disponible para las actividades y el tema asignado.

En esta fase cada equipo decide, ¿cómo va a trabajar? Es decir, define la estructura de su sesión.

Aplicación

En este momento el equipo facilitador aplica al grupo las actividades programadas. Cada uno de los miembros del pequeño grupo debe estar a cargo de algún ejercicio o exposición teórica, a fin de tener una experiencia de facilitador en acción, en un tiempo, lugar y ambiente determinado. El equipo facilitador en turno buscará que todo el grupo comprenda y se familiarice con los conceptos básicos del módulo y tengan un aprendizaje efectivo y significativo del tema.

Además, buscará aplicar los conceptos a la situación nueva dada por el mismo grupo al que se está entrenando.

Propósitos

Generales

Fortalecer las habilidades y conocimientos de profesionales de la salud y la educación como formadoras y formadores de procesos educativos.

Específicos

Las y los participantes.

  • Reforzarán sus conocimientos sobre la perspectiva de género y las desigualdades entre mujeres y hombres.
  • Adquirirán herramientas para la elaboración de los documentos necesarios para planear e impartir un taller.
  • Conocerán sobre dinámica de grupos, prácticas docentes y estrategia de enseñanza y técnicas instruccionales y grupales.

Duración

El Curso-taller “Formación de Formadoras y Formadores” tiene una duración de40 hrs., distribuidas en el número de sesiones que convenga a cada institución.

Dirigido a

Promotores comunitarios, profesionales de la salud y la educación, docentes, formadores frente a grupo y procesos de aprendizaje.

Contenidos temáticos

  • Carta descriptiva.
  • Planeación y material didáctico.
  • Roles grupales y Liderazgo.
  • Resolución de Conflictos.
  • Instrumentos de evaluación e informes.
  • Grupos.
  • Dinámica de Grupos.
  • Perfil y Funciones del/la Facilitador/a.
  • El Manejo de Técnicas Didácticas.
  • Emociones, resistencias y conflictos; manejo de situaciones difíciles.
  • Buenas prácticas docentes y estrategias para la enseñanza.
  • Práctica grupal para los desempeños.