Red de Promotores

Nicolás Rocha Donnadieu

Me apasiona pensar en la libertad e intento contagiar una actitud linda hacia la vida. Me aferro a la rebeldía, a la necedad de poder cambiar las cosas en este mundo, veo la importancia en cuestionarnos cada acto que hacemos para construir el bien común para todos y para todo. Estudié diseño industrial, pero no me defino como diseñador, no veo porque ponerme un título o una etiqueta, soy humano y como tal pienso que no estamos destinados a hacer una sola tarea, somos algo increíble como para pensar tan cerradamente, tenemos múltiples habilidades. Creo en el diseño, lo veo como una herramienta necesaria para resolver las urgentes problemáticas sociales, no como una terca y egoísta actividad mercantil que solo satisface las órdenes del capital. Para mí, el diseño se convierte en arte al momento de estar orientado hacia la comunidad y no hacia el individuo, hacia la sustentabilidad y no hacia la obsolescencia, hacia la responsabilidad y no hacia la estupidez de seguir por el mismo camino.

Manuel Chacón Acosta

Músico autodidacta e independiente e historiador por la UAM Iztapalapa. Sus temas de interés son sobre historia de las religiones, mitología, historia cultural y Estudios de género. Le interesa retomar los diversos temas históricos con perspectiva de género, y desde un enfoque transdisciplinar. Además busca la reinvención constante inspirado por el feminismo, su familia y el amor por la música.

Carlos Alegría González

Tengo 42 años termine mis estudios en contabilidad hace mas de 20 años a la par de ejercer mi profesión la sensación de curiosidad y la necesidad de buscar nuevas formas de generar un bienestar personal me fueron llevando a profundizar más en el desarrollo humano. La experiencia adquirida me ha permitido crear, desarrollar, organizar e impartir talleres de sensibilización a grupos de voluntarios, asociaciones y empresas, a formar grupos de defensa personal y fortalecimiento emocional para mujeres, actualmente soy cofundador del colectivo EMOTECA y activista voluntario en hospitales públicos y privados en México, escuelas, centros de readaptación social, albergues del distrito federal, casas hogar, asilos, comunidades indígenas y zonas de desastre. Como lo había mencionado mis deseos de generar una estabilidad emociona me llevaron a buscar y descubrir CIRCULO ABIERTO PARA HOMBRES, un espacio como yo lo denomino “UN OASIS”, un oasis en medio de este desierto emocional en el cual estamos inmersos actualmente y el cual es tan árido que en muy pocas ocasiones a nosotros como hombres no nos es permitido expresar abiertamente nuestras emociones. Circulo Abierto me ah permitido poder identificar, expresar y sanar emociones junto con otros hombres sin la necesidad de seguir repitiendo patrones y conductas que siempre concluían en lo mismo. Circulo abierto para mí ha sido un lugar donde me estoy reconstruyendo como verdadero hombre sin tener que dejar fuera mi verdadera identidad, mis miedos, mis frustraciones, mis enojos, mis alegría, mis errores, integrando todo esto y que durante muchos años deje de fuera, porque pienso que reconocerlas y expresarlas no me hace menos hombre, al contrario se necesita mucha valentía para dejarlas fluir sin ningún tipo de estimulo externo (alcohol o drogas). Estoy muy agradecido con Circulo Abierto para hombres porque me ha recordado lo maravilloso y grandioso de ser hombre.

Mahonri Díaz Piñera

Es Ingeniero en Comunicaciones y Electrónica, actualmente se desarrolla en el mundo de la fotografía ya que le apasiona capturar momentos para él y los demás. Cuenta con un Diplomado en Desarrollo Humano, así como diversos cursos y entrenamientos de crecimiento personal y profesional. Lector ávido, considera que el crecimiento personal es un compromiso diario, permanente y parte de su misión de vida. Es un ser de influencia positiva en miles de personas propiciando que logren su potencial.

Luis Ignacio Félix

Estoy en busca de ser un mejor ser humano, un mejor esposo, padre, amigo, compañero, profesionista y vecino. Soy una persona en busca de equilibrio. Llegar al Círculo abierto PARA HOMBRES es un gran descubrimiento, un espacio de empatía, de expresión, de conocimiento y de compartir. En el Circulo descubrí en mi conductas y actitudes heredadas y/o aprendidas, algunas el tiempo convirtió en una carga, otras tantas vienen adheridas a roles, a obligaciones, a los "debe ser" y "porque así es". En el Círculo aprendo a reconocer mis emociones y poder expresarlas, a reconocer sentimientos y aceptarlos. Soy un hombre en crecimiento.